Escrito por

Una enfermedad casi desconocida: Mancha de vino oporto

También llamada Malformación Vascular Capilar, que mucha gente no conoce hasta el momento que les toca vivirla.

Aunque es costosa, porque se trata sólo con un láser especial, es importante que se trate a la persona desde bebé para tener mejores resultados.

Esta mancha que por lo general es un mal hereditario, se trata de una multiplicación de los vasos sanguíneos, que llega a abarcas varias capas de la piel en su interior. Es por eso que el láser, al tener una larga longitud de onda llega hasta esos vasos sanguíneos de más, los caliente y los elimina.

Lamentablemente luego de varias sesiones que puede durar está enfermedad no terminaría ahí, porque esos vasos sanguíneos pueden volver a reproducirse en la misma zona, para lo cual la persona durante todo el resto de su vida, tendría que tener por lo menos una sesión anual para mantener la enfermedad controlada.

Por ahora los únicos lugares donde se puede realizar el tratamiento es en Europa, Norteamérica, y, en Latinoamérica los países de Chile y Brasil, siendo los gastos alrededor de los 2000 euros, entre gastos médicos, hospedaje, pasajes y estadía.

Es importante que los padres aprendan a atacar el problema y no dejarlo de lado o simplemente resignarse a la enfermedad pues esta afecta no sólo físicamente a su hijo o hija, sino también de manera emocional.

¿Qué es lo que piensas?

  1. Aranda Natalia dice:

    Hola mi nombre es Natalia soy administrativa de salud de la municipalidad de Villarino,hay un caso de una nena de 13 años,con esta enfermedad, se le han echo tratamientos sin exito, en este momento se le esta tramitando la derivacion al hospital garrahan para su tratamiento ya que la mancha no deja de crecer, le agradeceriamos que nos facilitaran lugares hospitales que atiendan esta enfermedad en particular para poder derivarles el caso, ya q vemos que la enfermedad avanza y los medicos locales ya se le han agotado las herramientas para esto. Sin más y en espera de una respuesta favorable se despide muy atte.