Seguimiento del paciente tratado de carcinoma tiroideo

  Se debe realizar al año un nuevo rastreo corporal con 131I y determinación de tiroglobulina tras un mes de suspensión del tratamiento hormonal sustitutivo. La frecuencia de realización de nuevos rastreos variará en función del tiempo de evolución y los resultados previos. Las metástasis ganglionares y pulmonares tienen mayor avidez por el yodo que […]

 007.jpg

Se debe realizar al año un nuevo rastreo corporal con 131I y determinación de tiroglobulina tras un mes de suspensión del tratamiento hormonal sustitutivo. La frecuencia de realización de nuevos rastreos variará en función del tiempo de evolución y los resultados previos. Las metástasis ganglionares y pulmonares tienen mayor avidez por el yodo que las óseas.

La tiroglobulina es una proteína sintetizada solamente por los tirocitos, así pues su presencia en sangre poscirugía radical indica la existencia de restos de tejido tiroideo normal o tumoral. Las metástasis óseas o pulmonares cursan con concentraciones más elevadas de tiroglobulina que las ganglionares.

La calcitonina se eleva en metástasis del carcinoma medular de tiroides, pero únicamente en el 75% de los casos. Las pruebas de estimulación de calcitonina con calcio y/o pentagastrina se utilizan, además, como cribado en las formas familiares de esta neoplasia.

Seguimiento del paciente tratado de carcinoma tiroideo
4.60 / 5
4.60 - 47 Votos

También te puede interesar