Escrito por

¿Qué son las enfermedades oculares? Tipos y problemas

En otro post, ya te contamos todo sobre las cataratas ¿Cuáles son sus síntomas? En esta ocasión, ampliamos más el radio de acción. ¿Qué son las enfermedades oculares? Tipos y problemas

¿Qué son las enfermedades oculares?

Responder a qué son las enfermedades oculares es tan sencillo como decir que son las dolencias que afectan a los ojos y su zona de influencia. Desde el globo ocular a la musculatura, pasando por el sistema lagrimal o los párpados. Al ser una zona sensible, con mucosa y constantemente húmeda, la variedad de enfermedades oculares es amplia y de una horquilla grande en cuanto a gravedad.

En este caso, además de contarte qué son las enfermedades oculares, vamos a repasar qué tipos de enfermedades oculares existen. Básicamente, porque muchas de ellas son comunes y afectan a un altísimo porcentaje de la población. Ante cualquier síntoma desconocido, lo mejor es acudir al oftalmólogo.

Tipos de enfermedades oculares

Los tipos de enfermedades oculares son tantos que son inabarcables en un artículo. En este caso, las hemos dividido en tres grupos: comunes, raras y hereditarias, cogiendo las más habituales en cada caso. Estos son los tipos de enfermedades oculares que existen.

Las enfermedades oculares más comunes

Las enfermedades oculares más comunes no tienen porqué ser menos graves. Todo lo contrario, en algunos casos son menores y se van en unos días, pero en otros casos pueden derivar en la ceguera. Y es que el ritmo de vida actual, el estrés al que se somete a los ojos y la cantidad de estímulos visuales, hacen que estos sean cada vez más sensibles.

Estas son las enfermedades oculares más comunes

  • Hipermetropía – Se da cuando una persona ve bien de lejos pero no distingue bien los objetos de cerca. Es el defecto refractivo contrario a la miopía. Eso sí, la hipermetropía no es progresiva y no tiene por qué ir a más. Se puede curar con gafas o con cirugía láser ocular.
  • Miopía – Cada vez más habitual, la miopía es la dolencia que impide ver bien objetos lejanos, mientras que no hay problemas con los cercanos. Se da porque el punto focal se genera delante de la retina y no en la retina. También se trata con lentes, lentillas o cirugía láser ocular.
  • Ambliopía – Conocida como Ojo Vago, es la enfermedad común en los niños que reduce la visión en un ojo. Viene dada por una incorrecta conexión entre ojo y cerebro. Se soluciona con el famoso parche en un ojo.
  • Ceguera – Supone la pérdida total de la visión. Una persona con ceguera no es capaz de recibir estímulos visuales, más allá de la luz del día y la noche.
  • Cataratas – Es una enfermedad que suele venir con la edad, en la que el cristalino se torna opaco, perdiendo su habitual transparencia. El resultado es que la visión de va perdiendo de forma gradual, incluso puede derivar en ceguera si no se trata. Para hacerlo, requiere operación.
  • Astigmatismo – Cuando la curva de la zona anterior de la córnea no es la correcta, la visión se torna borrosa. El tratamiento para el astigmatismo son las gafas graduadas.
  • Síndrome de la visión del ordenador – Una enfermedad reciente, asociada al uso prolongado del ordenador. Entre sus síntomas está la fatiga ocular, la visión borrosa y los ojos secos. También afecta a otras partes del cuerpo, como la cabeza (jaquecas), los hombros y el cuello.
  • Presbicia – Es la enfermedad que impide focalizar bien los objetos cercanos. Para verlos, lo habitual es que un afectado de presbicia entrecierre los ojos
  • Estrabismo – Viene dada cuando la dirección del foco de los ojos no está coordinada. Así, uno de ellos o ambos, se desvían hacia otro lado. Es una dolencia que tiene solución mediante cirugía o gafas.
  • Glaucoma – El glaucoma surge cuando se incrementa la presión intraocular, al quedar taponado el drenaje. Así, el nervio óptico resulta dañado y provoca pérdidas de visión, que pueden ser temporales o permanentes.

Las enfermedades oculares más raras

A continuación repasamos algunas de las enfermedades oculares más raras:

  • Nictalopía – La nictalopía es una extraña enfermedad que complica la visión con poca luz y nocturna. La origen de esta dolencia suele venir por una desnutrición del paciente o una lesión concreta.
  • Hemeralopía – Es el caso contrario a la nictalopía, es decir, complicación para ver cuando la luz es demasiado brillante. Ahora, es más rara todavía que la nictalopía
  • Acromatopsia – Es la dolencia que impide a ciertas personas distinguir algunos colores. Especialmente el rojo y el verde. Más conocido como daltonismo. En algunos casos, pacientes sólo pueden distinguir el blanco, negro y gris. Afecta a 1 de cada 40.000 personas. También supone una pérdida de la visión gradual.

Enfermedades oculares hereditarias

Para terminar, repasamos algunas enfermedades oculares hereditarias:

  • Retinosis pigmentaria – Afecta a 1 de cada 3.700 personas, pero es más habitual en los hombres. Se trata de una enfermedad hereditaria que supone una pérdida lenta pero gradual de la visión. Además, conlleva cegueras nocturnas, reducción del campo visual y dificultad para distinguir colores. Puede acabar con la ceguera total del paciente.
  • Atrofia óptica de Leber – Viene dada por la degeneración de los gangliocitos de la retina y los axones. Es una dolencia hereditaria que pasa de madres a hijos, aunque se desarrolla en la adultez. Cuando llega, afecta directamente a la visión central, provocando una degeneración óptica. Casi la totalidad de los afectados por esta enfermedad, quedan ciegos antes de llegar a los 50 años.
  • Enfermedad de Stargardt – La posibilidad de tener esta dolencia es de 1 entre 10.000. Es una enfermedad hereditaria, cuyo nombre técnico es distrofia macular juvenil. Supone una pérdida gradual de la visión, debido a que la mácula, zona de mayor sensibilidad de la retina, está afectada. Suele surgir en la adolescencia

Tratamiento contra las enfermedades oculares

El tratamiento contra las enfermedades oculares pasa, de forma innegociable, por acudir a un especialista. La medicina oftalmológica ha dado un salto cualitativo tremendo en sus tratamientos. A día de hoy, estos son mucho más eficaces y menos invasivos.

El porcentaje de éxito en los tratamientos actuales se ha disparado y se está poniendo solución a enfermedades oculares que antes no la tenían. Por tal motivo, el tratamiento contra las enfermedades oculares pasa por la prevención, las revisiones periódicas y ponerse en manos de especialistas, cuando el problema sea detectado

También te puede interesar:

¿Qué es lo que piensas?