Escrito por

Los hidratos de carbono y la diabetes

Cualquier carbohidrato puede afectar a nuestros niveles de azúcar en la sangre, ya sea patatas, pasta, pan o un pastel, pero ¿quiere esto decir que las personas con diabetes no pueden comer carbohidratos? o ¿es posible que los carbohidratos nos ayuden a controlar el nivel de azúcar en sangre?. Sabemos que la relación entre los hidratos de carbono y la diabetes es más que evidente, pero de forma especial queremos hablaros de ella y qué carbohidratos ingerir en el caso de tener diabetes.

Los hidratos de carbono y la diabetes

La relación entre los hidratos de carbono y la diabetes

Los carbohidratos son nuestra principal fuente de energía y proporcionan nutrientes importantes para una buena salud y una dieta sana y equilibrada. Todos los carbohidratos que comes y bebes se descomponen en glucosa. El tipo y la cantidad que consumes pueden marcar la diferencia en tus niveles de glucosa en sangre y el control de la diabetes.

Para conocer entonces qué relación existe entre hidratos de carbono y diabetes, tienes que saber además que existen dos tipos principales de carbohidratos.

  • Alimentos ricos en almidón: estos incluyen pan, pasta, papas, cereales para el desayuno y alimentos como el cuscús.
  • Azúcares: se pueden dividir entre azúcares naturales y azúcares añadidos: De origen natural: azúcares que se encuentran en las frutas (fructosa) y en algunos productos lácteos (lactosa)/ Azúcares añadidos: se encuentran en dulces, chocolate, bebidas azucaradas y postres.

Fibra

La fibra es otro tipo de carbohidrato, que no se puede digerir y de la misma, podemos encontrar de dos tipos:

  • La fibra insoluble, como la que se encuentra en el pan integral, el arroz integral y los cereales integrales, ayuda a mantener saludable el sistema digestivo.
  • La fibra soluble, como los plátanos, las manzanas, las zanahorias, las papas, la avena y la cebada, ayuda a mantener bajo control la glucosa y el colesterol en la sangre.

Comer carbohidratos es algo que todos necesitamos a diario, como vemos, los hidratos de carbono conforman gran parte de los alimentos que son básicos para nuestra dieta, pero has de saber que la cantidad real que necesitas comer dependerá de su edad, niveles de actividad o si deseas mejorar los niveles de glucosa en sangre o mejorar el rendimiento deportivo. La cantidad total de hidratos de carbono consumidos tendrá un mayor efecto en tus niveles de glucosa y por ello puedes por un lado controlar esos niveles, tanto para evitar la diabetes, como para mantenerte en los niveles adecuados en el caso de tenerla.

Hidratos de carbono y la diabetes

El consumo de hidratos de carbono y tener diabetes

Si vives con diabetes y tomas insulina, deberás tener eso en cuenta al comer hidratos de carbono. Debes saber entonces a partir de los alimentos que contienen carbohidratos, cómo calcular las porciones de carbohidratos y cómo controlar su efecto sobre los niveles de glucosa en sangre.

Cuando eres diabético, los hidratos de carbono a base de azúcares se pueden tomar, pero es mejor que tomes aquellos que son azúcares naturales, es decir, tomar fruta aunque siempre con moderación, mientras que debes eliminar de tu dieta los alimentos que tienen azúcares añadidos, ya que estos lo único que harán es disparar tus niveles de glucosa.

Por otro lado, debes elegir panes y cereales pero mejor que sean integrales, ya que en estos al aumentar la fibra insoluble controlarás mejor la glucosa en sangre, de igual forma que si eliges comer frutas con fibra soluble como la manzana.

¿Cómo afectan los hidratos de carbono a las personas con diabetes tipo 1?

Como sabemos los carbohidratos se convierten en glucosa. En alguien sin diabetes, el cuerpo produce insulina automáticamente para tratar la glucosa que ingresa a la sangre desde los alimentos que contienen carbohidratos que comemos y bebemos.

En la diabetes tipo 1 se aplica el mismo principio, pero debido a que tu cuerpo no produce insulina, debe inyectarse insulina, ya sea mediante inyecciones o con una bomba. Esto ayudará a reducir la glucosa en la sangre después de comer alimentos que contengan hidratos de carbono. La mayoría de las personas siguen regímenes de insulina en basal-bolo dos veces al día.

Insulina dos veces al día

Si está tomando cantidades fijas de insulina dos veces al día, puede ser beneficioso tener cantidades constantes de carbohidratos en el día a día y comer aproximadamente la misma cantidad de carbohidratos en momentos similares cada día.

Más carbohidratos de lo normal pueden hacer que los niveles de glucosa en sangre aumenten demasiado, y menos de lo normal pueden causar hipoglucemia (niveles bajos de glucosa en sangre).

Insulina en basal-bolo

Si está utilizando un régimen o bomba de insulina en basal-bolo puede ser mucho más flexible en cuanto a la cantidad de insulina que tomas y cuándo la toma. La mayoría de las personas que siguen este régimen contarán los hidratos de carbono que comen y beben y luego calcularán la cantidad de insulina que necesitan tomar.

La cantidad de insulina cambiará dependiendo de la cantidad de carbohidratos que hayan ingerido. Si está usando un régimen o bomba de insulina en bolo basal, puede ser mucho más flexible en cuanto a la cantidad de insulina que toma y cuándo la toma.

¿Cómo afectan los hidratos de carbono a las personas con diabetes tipo 2?

Por otro lado, tenemos que hablar del modo en el que el metabolismo de los carbohidratos es importante en el desarrollo de la diabetes tipo 2, que ocurre cuando el cuerpo no puede producir suficiente insulina o no puede usar adecuadamente la insulina que produce.

La diabetes tipo 2 generalmente se desarrolla gradualmente durante varios años, comenzando cuando los músculos y otras células dejan de responder a la insulina. Esta condición, conocida como resistencia a la insulina, hace que los niveles de azúcar en la sangre y de insulina se mantengan altos mucho tiempo después de comer. Con el tiempo, la gran demanda de las células productoras de insulina las desgasta y la producción de insulina finalmente se detiene.

En el caso de tener este tipo de diabetes es recomendable tomar alimentos con alto contenido de ya que fibra no contienen tantos carbohidratos digeribles, por lo que disminuye la velocidad de la digestión y provoca un aumento más gradual y más bajo del azúcar en la sangre.

Por otro lado las frutas y verduras maduras tienden a tener un índice glucémico más alto que las frutas no maduras, de modo que es mejor tomar estas, así como alimentos bajos en grasa.

Los hidratos de carbono y diabetes

¿Cuántos hidratos de carbono debo tener y cómo los mido?

Por otro lado aunque ya hemos hablado de como algunos hidratos de carbono son son más saludables que otros, no se puede comer una cantidad interminable sin afectar negativamente el azúcar en la sangre. La cantidad de carbohidratos es tan importante como los carbohidratos que elige comer. Los carbohidratos saludables no son alimentos libres: todos los carbohidratos cuentan. Por ejemplo, la avena es un carbohidrato complejo y rico en fibra, pero sigue siendo un carbohidrato y elevará el azúcar en la sangre. Por lo tanto, es importante controlar las porciones.

La cantidad de carbohidratos que debes comer por comida varía de persona a persona y está determinada por una variedad de factores como el género, las necesidades calóricas, el peso, el control del azúcar en la sangre y el nivel de actividad. Para la mayoría de las personas que siguen un plan de alimentación de carbohidratos consistente, pueden comer alrededor de 45-60 gramos de carbohidratos por comida y obtener un buen control del azúcar en la sangre. Las variaciones ocurren de persona a persona. Con el desayuno, por ejemplo, algunas personas se benefician de comer un desayuno bajo en hidratos de carbono, mientras que otras pueden controlar su azúcar en la sangre simplemente cambiando el cereal de su elección.

Los hidratos de carbono y la diabetes
1 voto

¿Qué es lo que piensas?