Escrito por

La nanotecnología contra el cáncer

nanotecnología

Estudios científicos han empleado la nanotecnología para combatir las células cancerígenas, logrando que por primera vez esta tecnología se emplee para luchar contra una de las enfermedades más mortales de todo el mundo.

Se trata de un tratamiento en el cual se emplean genes para llevar a cabo la destrucción de las células cancerígenas sin que se lleguen a dañar las células y los tejidos que no están afectados por el cáncer.

Estos genes han sido llamados “genes antitumor”, gracias a los cuales los doctores ahora tendrían una opción más para los pacientes de cáncer a los que no es posible operarlos por representar un peligro demasiado grande.

El experimento se ha realizado con ratones de laboratorio, y los científicos involucrados en el estudio han dicho que en un par de años este podría ya realizarse con humanos. Todo lo concerniente al uso de la nanotecnología contra el cáncer ha sido publicado en internet por la revista Cancer Research, del Reino Unido.

El jefe de los investigadores de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Londres, Dr. Andreas Schatzlein, ha declarado que la terapia genética tiene un gran potencial para crear tratamientos contra el cáncer que sean seguros y eficaces, pero, colocar los genes en células cancerígenas sigue siendo uno de los grandes retos en esta especialidad.

¿Qué es lo que piensas?

  1. mauricio alfaro dice:

    tengo mi abuelo que tiene cancer y viendo estos avaces el esta dispuesto a que hagan las pruevas con el ya que seria su unica esperanza segun el

  2. Antonio Vazquez dice:

    Me gustaria saber si la nanotecnologia a sido aplicada al tratamiento del estesioneuroblastoma que es casi incurable.

  3. myriam elcira leon coronado dice:

    quisiera encontrar avances en las investigaciones contra ellupus eritematoso sistemico

  4. amatista dice:

    Sucedio que estando el en una de las ciudades, se presento un hombre lleno de lepra, el cual viendo a Jesus, se postro con el en tierra y le rogo, diciendo: Señor, si quieres, puedes limpiarme.
    Entonces , extendiendo el la mano, le toco, diciendo: QUIERO; se limpio.
    Y al instante la lepra se fue de el.
    (LC 5; 12 Y 13)