Escrito por

El influjo del gemelo ‘fantasma’

Aquellas mujeres que hayan tenido gemelos en una primera estación de su embarazo podrán haberse dado con la sorpresa de que eventualmente con el avance del mismo, uno de los embriones desaparece dejando paso a un solo bebé que se desarrolla normalmente.

Lo que sucede generalmente es que la absorción de uno de los organismos se realiza en a través de la placenta de la madre. Este fenómeno, conocido ya hace décadas, es bastante común llegando a una cifra que se estima de uno de cada ocho individuos.

A este embrión que es absorbido se le denomina hermano fantasma o gemelo desaparecido.

El proceso de absorción sin embargo además de peculiar, también tendría consecuencias negativas para el embrión que si llega a desarrollarse  de acuerdo a un estudio publicado en Human Reproduction.

Tal estudio realizado por Peter Pharoah, de la Universidad de Liverpool, seguido a través de 210.000 embarazos, muestra que de tenerse un gemelo fantasma antes de la semana 16 de embarazo, el bebé superviviente correría riesgo de sufrir de una anomalía congénita.

¿Qué es lo que piensas?

  1. Brenda Ugarte dice:

    Felicitaciones